Flower

Entradas Etiquetadas ‘Impactos Oculares’

Protección Ocular también en el deporte

En casi todos los deportes se producen situaciones de riesgo ya sea por choques, forcejeos, caídas etc. Dependiendo de la intensidad de éstas, pueden acabar en daños en cualquier parte del cuerpo, por ejemplo los ojos, uno de nuestros órganos más delicados.

Cada vez es más común ver a deportistas, tanto profesionales como aficionados, usar gafas de protección. No obstante, no nos referimos en esta ocasión a gafas de protección solar empleadas en deportes como ski, snow, ciclismo etc. sino también a la necesidad de proteger los ojos de golpes provenientes de instrumentos como raquetas, bates, balones, sticks o bastones.

Tengamos en cuenta que estos objetos pueden convertirse en auténticos proyectiles que si impactan con la superficie ocular pueden causar graves daños. Sin olvidarnos de las propias manos, codos o rodillas (las suyas o de otros deportistas) caídas etc. De hecho,  son 40.000 lesiones oculares provocadas por el deporte cada año (especialmente en baloncesto).

Por esta razón, los especialistas recomiendan el uso de gafas de protección especiales con o sin graduación (dependiendo de si el usuario lleva o no lentes correctoras en su vida cotidiana). El material más recomendado por lo expertos es el policarbonato, tanto en lentes como en la propia montura, por su excelente resistencia.

En cuanto a los usarios con corrección, evidentemente, no se recomienda realizar ciertos deportes con “gafas de calle”. No solo por la alta probabilidad de romperlas,  sino porque éstas no están preparadas para recibir golpes o impactos del calibre del que estamos hablando y no podemos asegurarnos que nos pretejan de ellos. Es por ello que existen en el mercado las gafas de seguridad graduadas, que se adecuan a todas las necesidades visuales del usario igual que sus gafas habituales.

Un apartado especial merecen los niños, que generalmente por lo brusco de sus movimientos e inconsciencia del riesgo tienden a estar expuestos a golpes e impactos en múltiples ocasiones. Para ellos se diseñan también gafas de seguridad con o sin corrección, de dimensiones más reducidas y diseños acordes a su edad.

Gafas al volante… ¿y si se activa el airbag?

Se estima que en caso de impacto frontal el uso de los airbags puede reducir el riesgo de muerte en un 30%. No obstante, estas “bolsas de aire” podrían convertirse en un arma de doble filo, ya que ante un impacto a baja velocidad, un golpe contra el airbag puede producir daños en la cara y en los ojos.

Si además tenemos en cuenta que el 72% de los conductores que utilizan gafas al volante (de sol o correctoras) estudios como el recientemente realizado por El Instituto de Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE se hacen indispensables. En este análisis se han observado las lesiones oculares en usuarios de gafas por estallido del airbag a baja velocidad con el objetivo de profundizar en los posibles riesgos y beneficios que conlleva.


Las pruebas muestran que cuando las gafas no se rompen actúan como un agente protector para los ojos. De ahí la importancia del abordaje de la utilización de las gafas en la conducción como elemento interpuesto entre un airbag en violento despliegue y la cara.

Las recomendaciones recogidas tras el estudio son:

- No usar cristales minerales para conducir porque pueden astillarse

- Utilizar gafas con montura cerrada

- Solicitar asesoramiento acerca de la solidez de la montura y la resistencia de los cristales

- Mantener una distancia adecuada respecto al volante (45 centímetros como media)


Más información: www.mapfre.com