Flower

¿Polarizada o fotocromática?

Unas veces por dudas acerca de las características de cada una y otras por desconocimiento de la utilidad práctica que aportan, el hecho es que a  menudo cuando vamos a elegir una gafa de sol nos surge esta pregunta: ¿lentes polarizadas o fotocromáticas?

Las lentes fotocromáticas reaccionan automáticamente ante los cambios de luz ambiental ajustando su nivel de coloración, de tal modo que permanecen claras en interiores y se vuelven oscuras en el exterior. Del mismo modo, en los días otoñales en que salimos con nuestra bicicleta de montaña, por ejemplo, nuestras lentes fotocromáticas se aclararían al pasar por zonas boscosas, donde la luz es menos intensa, y se oscurecerían cuando la luz incidiera con intensidad.

Las lentes polarizadas, por el contrario, tienen como principal ventaja su capacidad para eliminar los reflejos en situaciones en las que la ausencia de éstos es especialmente importante. Cuando la luz nos llega reflejada de otras superficies como el mar, la nieve, superficies mojadas o brillantes…, es muy confortable para el usuario prescribir un filtro polarizado para evitar reflejos y reducir el deslumbramiento.

Medop ofrece en su catálogo la gafa de sol “Shark”, que tiene sus versiones solar, polarizada y fotocromática, además de la certificación anti-impactos a velocidades inferiores a 45m/s (un concepto, el de la certificación anti-impactos, que siendo fundamental para la protección en la práctica deportiva con gafas, es obviado por muchos de los fabricantes de gafas actuales).

Así que ya sabéis, si vais a utilizar vuestras gafas de sol en situaciones de intensidad lumínica cambiante, apostad por una gafa fotocromática. Si lo que buscáis es evitar los reflejos de superficies como el mar, la nieve, o una carretera mojada… entonces no olvidéis vuestras gafas polarizadas.

Los Comentarios están cerrados.