Flower

Gafas al volante… ¿y si se activa el airbag?

Se estima que en caso de impacto frontal el uso de los airbags puede reducir el riesgo de muerte en un 30%. No obstante, estas “bolsas de aire” podrían convertirse en un arma de doble filo, ya que ante un impacto a baja velocidad, un golpe contra el airbag puede producir daños en la cara y en los ojos.

Si además tenemos en cuenta que el 72% de los conductores que utilizan gafas al volante (de sol o correctoras) estudios como el recientemente realizado por El Instituto de Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE se hacen indispensables. En este análisis se han observado las lesiones oculares en usuarios de gafas por estallido del airbag a baja velocidad con el objetivo de profundizar en los posibles riesgos y beneficios que conlleva.


Las pruebas muestran que cuando las gafas no se rompen actúan como un agente protector para los ojos. De ahí la importancia del abordaje de la utilización de las gafas en la conducción como elemento interpuesto entre un airbag en violento despliegue y la cara.

Las recomendaciones recogidas tras el estudio son:

- No usar cristales minerales para conducir porque pueden astillarse

- Utilizar gafas con montura cerrada

- Solicitar asesoramiento acerca de la solidez de la montura y la resistencia de los cristales

- Mantener una distancia adecuada respecto al volante (45 centímetros como media)


Más información: www.mapfre.com

Etiquetas:

Los Comentarios están cerrados.